Reduciendo el impacto de los desastres y las emergencias

Tenemos el objetivo de reducir el impacto de los desastres y las emergencias, en las comunidades y en nuestra empresa, mediante asociaciones centradas en la preparación, el auxilio y la rehabilitación. Unilever ha respondido a los desastres mundiales y a las crisis humanitarias durante años, proporcionando una combinación de experiencia empresarial, donaciones de productos, asistencia financiera y contribuciones de los empleados.

59 millones: personas desplazadas debido a inestabilidad política y social para el final de 2014 1

19 millones: personas desplazadas por desastres naturales en 2014 2

Unilever ha respondido a los desastres mundiales y a las crisis humanitarias durante años, proporcionando una combinación de experiencia empresarial, donaciones de productos, asistencia financiera y contribuciones de los empleados.

Hoy, los desastres naturales están ocurriendo con una frecuencia cinco veces mayor que en la década de 1970. La severidad de las inundaciones, los terremotos y las tormentas se está incrementando, igual que el impacto negativo en nuestro planeta y su gente. El cambio climático plantea una amenaza real y también estamos observando un creciente nivel de inestabilidad política y social. El resultado es que millones de personas alrededor del mundo enfrentan amenazas a su seguridad, bienestar y seguridad.

Estas crisis también tienen un impacto directo en Unilever, pues ocasionan interrupciones e inestabilidad en nuestra cadena de suministros, nuestra logística y nuestros clientes. Dado el impacto del cambio climático, el costo de los desastres solo puede aumentar.

Como una empresa comprometida con el crecimiento sustentable, nuestro objetivo es asegurar una mínima interrupción de nuestras operaciones, a la vez que proporcionamos apoyo en momentos de crisis globales, pues el comercio no puede cerrar los ojos ante el mundo en el que se desarrolla. Nuestro apoyo incluye proporcionar experiencia en la programación del cambio de hábitos y la gestión de la cadena de suministros, así como donaciones de productos, asistencia financiera y contribuciones de 170,000 empleados en todo el mundo.

Al trabajar con socios, nos concentramos en proporcionar apoyo en tres niveles: preparación, auxilio y rehabilitación.

Preparando comunidades, redes y cadenas de suministro

Nuestro trabajo de preparación se centra en entender qué ubicaciones se encuentran en mayor riesgo, invertir en la adaptabilidad, asegurar la colaboración entre sectores y proteger nuestras cadenas de suministro.

Asegurar que las redes entre los sectores están en su lugar es crucial tanto para la preparación como para la respuesta ante desastres y emergencias. Los sectores público y privado y las ONG deben continuar trabajando juntos para mejorar la coordinación de las respuestas. Paul Polman, nuestro director ejecutivo, está impulsando esta agenda al representar al sector privado en el Grupo de Supervisión Internacional (“IOG”), establecido por el Instituto de Medicina, para crear un marco global de respuesta a emergencias. También fomentamos el diálogo entre la comunidad empresarial acerca del papel que el sector privado puede jugar en la respuesta ante desastres y emergencias.

Luego de un diálogo del sector privado que coorganizamos con el Banco Mundial en Davos en 2015, el Foro Económico Mundial en colaboración con el Boston Consulting Group publicó un informe titulado Managing the Risk & Impact of Future Epidemics: Options for Public-Private Cooperation (Gestión del riesgo y el impacto de epidemias futuras: opciones para la cooperación entre los sectores público y privado), que se centra en la forma en que el sector privado puede aprovechar mejor su potencial en preparación para un brote o una epidemia y durante ellos.

En nuestra empresa, invertimos en áreas geográficas que se encuentran en alto riesgo de verse afectadas por desastres. Estas incluyen países vulnerables al cambio climático, como las Filipinas, donde hemos trabajado con UNICEF para educar a las comunidades acerca de la importancia de buenas prácticas de WASH para impedir la propagación de enfermedades después de un desastre. También hemos trabajado con Save the Children en Myanmar para ayudar a preparar y responder ante los desastres con rapidez y eficacia, mediante la predisposición de 3,000 hogares y botiquines de higiene personal. Estos botiquines se entregarán en caso de desastre y ayudarán a 18,000 personas.

Proporcionando rápido auxilio de emergencia

©Chris de Bode/Save the Children

Cuando ocurren desastres o emergencias, una respuesta rápida puede hacer una diferencia vital para las comunidades afectadas. Nuestras contribuciones a los esfuerzos de auxilio incluyen la programación del cambio de hábitos y experiencia en la gestión de la cadena de suministros, el aprovisionamiento de donaciones de productos, asistencia financiera y contribuciones de los empleados, que son igualadas por Unilever.

Hemos desarrollado un conjunto de herramientas que permiten a nuestras oficinas trabajar estrechamente con nuestros socios para entender qué recursos necesitan y ubicarlos en relación con lo que pueden proporcionar las empresas. Esto nos permite responder con rapidez y eficacia en tiempos de crisis.

Cuando tuvo lugar la emergencia a causa del ébola en 2014, por ejemplo, movilizamos recursos a nivel regional, compartiendo experiencia y donaciones en especie, y trabajando con socios globales, entre los que se incluyen el Departamento para el Desarrollo Internacional (DFID) del Reino Unido, UNICEF, Save the Children y Population Services International (PSI). Como parte de nuestra respuesta, distribuimos 2.4 millones de barras de jabón Lifebuoy y 75,000 paquetes de detergente de ropa a lo largo de Nigeria y Liberia. También fuimos anfitriones de un taller para el DFID a fin de compartir nuestra experiencia en campañas a escala masiva de cambio de hábitos, en un esfuerzo por ayudar al DFID a implementar programas de esta índole en áreas afectadas, con el objetivo de reducir drásticamente las tasas de infección. De manera adicional, llevamos a cabo una campaña de donación entre nuestros empleados de manera global y también con varios de nuestros socios globales e igualamos las contribuciones.

Rehabilitación: reconstruir las comunidades, las economías y las cadenas de valor.

School children in a refugee camp

Cuando las personas se ven afectadas por un desastre o una emergencia, los impactos pueden durar mucho más que la crisis inicial. La calidad de vida, las comunidades y las economías pueden verse duramente golpeadas, por lo cual apoyamos la reconstrucción de cadenas de valor sustentables a través de una gama de programas de rehabilitación que tienen impactos de salud positivos a largo plazo. Por ejemplo, hemos apoyado el trabajo de Save the Children en respuesta a la crisis de refugiados sirios, incluida Jordania. Hasta la fecha, Save the Children ha alcanzado a más de 976,000 personas en Líbano, Jordania. Iraq, Egipto y Siria, entre ellas más de 648,000 niños. Con apoyo del equipo de asociaciones globales y contribuciones de los empleados, Unilever está ayudando a Save the Children a dirigir instalaciones como jardines de niños, centros de actividades y centros comunitarios en Jordania. Estos son lugares seguros y acogedores donde los niños y sus padres pueden reunirse y recuperar un sentido de normalidad.

1 Fuente: Global Trends: Forced Displacement in 2014. Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, 2015

2 Fuente: Internal Displacement Monitoring Centre, 2015

Volver arriba