El Plan de Vida Sustentable de Unilever para

Gases de efecto invernadero

Para ayudar a combatir el cambio climático, hemos establecido una nueva ambición audaz relacionada con ser carbono positivos en nuestras operaciones para el año 2030.

En noviembre de 2015, anunciamos que para el año 2030 llegaremos a ser carbono positivos en nuestras operaciones. Esto significa que para ese año obtendremos el 100 % de la energía utilizada dentro de nuestras operaciones a partir de fuentes renovables y generaremos más energía renovable de la que consumimos. Además, estamos trabajando para reducir nuestro impacto relativo a los gases de efecto invernadero (GEI) provenientes de la obtención, la fabricación y la innovación, y nos estamos esforzando aun más para eliminar la deforestación consecuencia de nuestras cadenas de suministro.

Nuestra estrategia

Estamos intensificando nuestra acción climática al eliminar los combustibles fósiles provenientes de nuestras operaciones de fabricación.

Eliminating fossil fuels in manufacturing

El desafío climático

En general, se considera que las actividades de las personas son las causantes del cambio climático reciente debido a una liberación de óxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Para combatir este problema, los gobiernos de todo el mundo llegaron a un acuerdo universal en París en diciembre de 2015. El acuerdo tiene como objetivo limitar los aumentos de temperatura global de este siglo los 2 °C como máximo y hacer un esfuerzo para lograr limitarlos a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales.

El cambio climático y la devastación que provoca son realmente importantes para nuestra empresa y nuestros clientes. El razonamiento comercial para actuar está claro. Los beneficios clave para nuestra empresa incluyen lograr menores costos operativos y mayor resiliencia en nuestro suministro de energía, así como mejorar la seguridad del suministro de nuestras materias primas debido a los cambios en los patrones de lluvia y evitar interrupciones debido a acontecimientos climáticos extremos. Al reducir proactivamente nuestro impacto relativo a los gases de efecto invernadero (GEI), también reducimos nuestra exposición a los impuestos y la normativa medioambientales.

También vemos oportunidades. Más y más clientes quieren tener un estilo de vida con una actitud más consciente hacia el medioambiente. En enero de 2017, un estudio internacional realizado por Unilever reveló que un tercio de los clientes (un 33 % de 20 000 participantes de cinco países) ahora opta por comprar productos de marcas que consideran que están haciendo un bien social o ambiental, y un 21 % elegiría determinadas marcas si aclararan mejor su relación con la sustentabilidad en sus envases y sus publicidades. 

Por lo tanto, reducir el impacto relativo a los GEI que provocan nuestras marcas es una manera de conectarnos mejor con los clientes.

Nuestro enfoque

Nuestro objetivo es reducir a la mitad el impacto relativo a los GEI de nuestros productos en todo su ciclo de vida para el año 2030. Las emisiones de GEI asociadas con los clientes que utilizan nuestros productos conforman una gran parte de nuestro impacto. 

Nuestra estrategia nos compromete a impulsar un cambio transformador para eliminar la deforestación proveniente de las cadenas de suministro globales, a implementar nuestro enfoque de una agricultura inteligente desde el punto de vista climático para ayudar a los agricultores y a los proveedores que trabajan con nosotros a reducir sus emisiones de GEI, a utilizar congeladores de helado de bajo consumo y a apoyar la política pública para abordar el cambio climático. 

También estamos diseñando productos con menos emisiones de GEI y estamos ayudando a los clientes a vivir de manera más sustentable.

Nuestras operaciones de fabricación desempeñan un papel importante en nuestras iniciativas. Desde el año 2008, hemos reducido más de un 40 % el CO2 de la energía en nuestras operaciones.

En noviembre de 2015, anunciamos un nuevo objetivo para el año 2030 relacionado con ser carbono positivos en nuestras operaciones. Esto significa que el 100 % de la energía utilizada en nuestras operaciones provendrá de fuentes renovables, y con nuestros socios queremos apoyar directamente la generación de más energía renovable de la que necesitamos para nuestras propias operaciones a fin de que el excedente esté disponible para los mercados y las comunidades en que prestamos servicios.

Reducir el impacto ambiental proveniente de la forma en que los clientes utilizan nuestros productos aún sigue siendo un desafío difícil de lograr. El impacto relativo a los gases de efecto invernadero de nuestros productos en todo su ciclo de vida por uso del consumidor continúa aumentando y ha aumentado en aproximadamente un 8 % desde el año 2010.

Durante los últimos seis años, hemos aprendido cuáles son los instrumentos que podemos aprovechar para lograr un cambio y dónde nos basamos en relación con este proceso mucho más lento para lograr un cambio en el sistema. En lo que respecta a lograr un cambio por nuestra cuenta, hemos diseñado productos con menos emisiones de GEI en sus ingredientes, por ejemplo, mediante la eliminación del fosfato en los detergentes para la ropa. 

Sin embargo, más del 60 % del impacto relativo a los GEI de nuestros productos está vinculado con el consumo, principalmente al calentar el agua para ducharse. Nuestra influencia aquí es mucho más difícil, ya que depende de una serie de factores externos, como la energía de cada hogar, y aquí dependemos de un cambio más grande en el sistema.

Nuestro compromiso

Para el año 2030, reduciremos a la mitad el impacto relativo a los gases de efecto invernadero de nuestros productos en todo su ciclo de vida1.

Para ese mismo año, lograremos ser carbono positivos en nuestras propias operaciones al eliminar los combustibles fósiles de nuestra combinación de fuentes energéticas y al utilizar solo energía renovable. También queremos apoyar directamente la generación de más energía renovable de la que consumimos a fin de que el excedente esté disponible para los mercados y las comunidades en que prestamos servicios.

Progreso hasta la fecha

Desde el año 2008 hemos logrado un buen progreso en la reducción de las emisiones de CO2 provenientes de la fabricación, con lo cual logramos una reducción del 43 % por tonelada de producción para el año 2016 y alcanzamos nuestro objetivo cuatro años antes de lo previsto. La energía renovable conformó el 31,6 % de nuestro consumo total de energía. Sin embargo, el impacto relativo a los GEI de nuestros productos en todo su ciclo de vida por uso del consumidor aumentó en aproximadamente un 8 % desde el año 2010.

Desafíos futuros

Hemos logrado progresos limitados en la reducción de emisiones asociadas con el uso de nuestros productos por parte de los clientes desde que lanzamos el Plan de Vida Sustentable de Unilever hace seis años.

Nuestra adquisición de marcas de limpieza de cutis y de cuidado del cabello ha aumentado la proporción de nuestros productos asociados con un mayor impacto relativo a los gases de efecto invernadero por uso del consumidor. Los clientes utilizan estos productos cuando toman duchas o baños calientes.

Por lo tanto, dependemos de una gran cantidad de factores externos, como la energía utilizada en los aparatos de consumo, la intensidad del carbono relacionada con la energía utilizada en los hogares de las personas y las conductas de los clientes. 

Si bien nuestros productos innovadores, como los desodorantes en aerosol comprimidos y los detergentes para la ropa concentrados que lavan a temperaturas más bajas, están haciendo una gran contribución, aún queda mucho por hacer. El cambio a gran escala solo se producirá cuando los gobiernos de todo el mundo establezcan compromisos de reducción de emisiones de GEI a largo plazo y de financiamiento del proceso de cambio.

El pilar de los gases de efecto invernadero de nuestro Plan de Vida Sustentable de Unilever contribuye a varios de los Objetivos globales de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas y hará su parte en el cambio de estos factores externos. Entre los Objetivos globales relacionados con el clima se incluyen el Objetivo n.° 7, Energía limpia y asequible; el Objetivo n.° 9, Industria, innovación y producción; el Objetivo n.° 12, Consumo y producción responsables; y el Objetivo n.° 13, Acción climática.

Contribuimos a los Objetivos globales de varias maneras, como las que mencionamos a continuación.

  • Nuestros compromisos relacionados con la fabricación incluyen la promesa de obtener la totalidad de nuestra energía de fuentes renovables, que cumple con los Objetivos n.° 7, 8 y 9.
  • Si bien nuestros productos innovadores, como los congeladores de helado no contaminantes, los desodorantes en aerosol comprimidos y los detergentes para la ropa concentrados que lavan a temperaturas más bajas, contribuyen al Objetivo n.° 12, aún queda mucho por hacer.
  • Nuestra ambición de eliminar la deforestación consecuencia de las cadenas mundiales de suministro de productos (que cumple con el Objetivo n.° 13) también presenta grandes desafíos. Estamos logrando progresos positivos. Más del 90 % del aceite de palma que se comercializa a nivel mundial está contemplado en las promesas para evitar la deforestación. El desafío es cumplirlas y hacerlas realidad. Por lo tanto, nuestro trabajo de apoyo con respecto al cambio climático y la deforestación es fundamental.

Certificación independiente por parte de PwC

1 Según la estrategia renovada relativa a los gases de efecto invernadero que se anunció en el año 2016.

Cambio transformador: descubra cómo estamos impulsando el cambio transformador al eliminar la deforestación, al defender el papel de la mujer, al apoyar la agricultura sustentable y a los pequeños agricultores, y al mejorar el acceso al agua potable, a la salubridad y a la higiene.


Ampliar para leer más sobre los gases de efecto invernadero

Objetivos y desempeño

Tenemos un compromiso ambicioso relacionado con reducir a la mitad los GEI asociados con el consumo de nuestros productos en nuestra cadena de valor.


Gases de efecto invernadero
Nuestro compromiso

Reducir a la mitad el impacto de los gases de efecto invernadero de nuestros productos en todo su ciclo de vida para el año 2030.1

Nuestro desempeño

En el año 2016, nuestro impacto relativo a los gases de efecto invernadero por uso del consumidor aumentó en aproximadamente un 8 % desde el año 2010.

Nuestra perspectiva

En el año 2016, nuestras fábricas redujeron las emisiones de CO2 provenientes de la energía en un 43 % por tonelada de producción en comparación con el año 2008, y alcanzamos nuestro objetivo cuatro años antes de lo previsto.

Sin embargo, el impacto relativo a los GEI de nuestros productos ha aumentado un 8 % desde el año 2010.2 El crecimiento subyacente de las ventas durante el mismo período fue del 30 %, por lo que es alentador ver que realmente estamos desvinculando el impacto relativo a los GEI de nuestra cadena de valor del crecimiento de nuestra empresa.

El aumento en las emisiones de GEI por uso del consumidor se debe principalmente a nuestro negocio de cuidado personal, que se ha expandido gracias a la adquisición de productos de ducha y para el cabello, en particular Alberto Culver. Más del 60 % del impacto relativo a los GEI de nuestra cadena de valor se debe al consumo de los clientes, principalmente al calentar el agua para ducharse, y por lo tanto, nuestra influencia es mucho más difícil.

Desde que presentamos nuestro Plan en el año 2010, hemos aprendido mucho acerca de las áreas en las que podemos influir y en las que no, y en qué áreas se necesitan medidas más amplias de otras partes, en particular la necesidad de que los clientes comiencen a utilizar energía renovable.

Hemos establecido objetivos relacionados con ser carbono positivos en nuestras operaciones para el año 2030. Esto incluye obtener el 100 % de nuestra energía de fuentes renovables para el año 2030 y extender el objetivo a fin de que la energía renovable restante esté disponible para los mercados y las comunidades en que prestamos servicios.

1 Nuestros objetivos ambientales se expresan en función de un valor de referencia del año 2010 y por uso del consumidor. Esto significa un solo uso, parte o porción de un producto.

2 El valor de referencia del año 2010 se reajustó por una reducción de 0,2 g de 2 por uso del consumidor en relación con los gases de efecto invernadero (GEI). Como se refleja en nuestros resultados del año 2015, la cantidad de GEI de 2015 que se reajustó habría reflejado un aumento del 7 % en lugar del 6 % por uso del consumidor en comparación con el valor de referencia del año 2010.


  • Achieved 4

  • On-Plan 8

  • Off-Plan 0

  • %

    Of target achieved 0

Key
  • Achieved

    Achieved -

  • On-Plan

    On Plan -

  • Off-Plan

    Off Plan -

  • %

    Of target achieved

    Of target Achieved -

Nuestros objetivos

Consulte la Certificación independiente para obtener más información sobre nuestro programa de certificación en todo el Plan de Vida Sustentable de Unilever.

Volverse carbono positivos en las operaciones de fabricación

  • Para el año 2020, las emisiones de CO2 provenientes de la energía utilizada en nuestras fábricas estarán en un nivel igual o inferior a los niveles registrados en 2008, a pesar de los volúmenes significativamente más altos.

Esto representa una reducción de aproximadamente un 40 % por tonelada de producción.

En comparación con un valor de referencia del año 1995, esto representa una reducción del 63 % por tonelada de producción y una reducción absoluta del 43 %.

Logramos 1 080 314 toneladas menos de CO2 proveniente de la energía en el año 2016 que en el año 2008 (una reducción del 43 % por tonelada de producción).

En comparación con el año 1995, esto representa una reducción del 66 % en términos absolutos.


Para el año 2030, nos volveremos carbono positivos en las operaciones de fabricación:


  • Para ese año, obtendremos el 100 % de la energía que se usa en todas nuestras operaciones** a partir de fuentes renovables.

En el año 2016, el 31,6 % del uso total de energía en nuestras operaciones de fabricación provenía de recursos renovables en comparación con el año 2008, que fue del 15,8 %.


  • Para el año 2020, obtendremos toda la electricidad que adquirimos de la red de fuentes renovables.

En el año 2016, el 63 % de toda la electricidad de la red que se usaba en nuestras operaciones de fabricación provenía de recursos renovables.


  • Para el año 2020, eliminaremos el carbón de nuestra combinación de energía.

En el año 2016, 1,1 millones de GJ de la energía utilizada en nuestras operaciones de fabricación provenían del carbón, lo cual representa el 4 % de nuestro consumo total de energía. Trece de nuestras fábricas utilizaba energía generada a partir del carbón.


  • Para lograr nuestro objetivo de ser carbono positivos para el año 2030, queremos apoyar directamente la generación de más energía renovable de la que consumimos a fin de que el excedente esté disponible para los mercados y las comunidades en que prestamos servicios.

En el año 2016, comenzamos a desarrollar nuestra metodología e informaremos sobre el progreso de nuestro objetivo en nuestro Informe de vida sustentable de 2017.


  • Todas las fábricas nuevas tendrán como objetivo generar menos de la mitad del impacto en comparación con nuestro valor de referencia del año 2008.

Las nuevas fábricas en Turquía, Filipinas y Ucrania comenzaron la producción en el año 2016. Cuando estén en total funcionamiento, cada una tendrá como objetivo generar solo la mitad de las emisiones de CO2 provenientes de la energía en comparación con un valor de referencia representativo del año 2008.


Nuestra perspectiva

En el año 2016, nuestras fábricas redujeron las emisiones de CO2 provenientes de la energía en un 5,6 % por tonelada de producción en comparación con el año 2015, y en un 43 % por tonelada de producción en comparación con el año 2008. Por lo tanto, alcanzaron el objetivo cuatro años antes de lo previsto. 

En el año 2016, se produjeron 1 080 314 toneladas menos de CO2 proveniente de la energía en comparación con nuestro valor de referencia del año 2008. En el año 2016, continuamos reduciendo el consumo de energía en un 1,3 % por tonelada de producción y en un 24 % desde 2008.

En el año 2015, anunciamos un nuevo objetivo para ser carbono positivos. Este reemplaza nuestro objetivo anterior para el año 2020 relacionado con obtener el 40 % de la energía que se usa en todas nuestras operaciones a partir de fuentes renovables. A fines del año 2016, 97 fábricas en 28 países de los cinco continentes adquirieron la totalidad de la electricidad de la red de fuentes renovables certificadas. Ese mismo año, satisficimos el 31,6 % de nuestras necesidades de energía a nivel mundial a partir de fuentes renovables.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del lavado de ropa

En el año 2012, reformulamos nuestros productos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 15 %.

Hemos reformulado más del 95 % (en volumen) de nuestros detergentes en polvo en nuestros 14 países principales y logramos una reducción del 15 % en las emisiones de gases de efecto invernadero a fines del año 20121.

Continuamos reformulando productos al optimizar el uso de materias primas en polvo y cápsulas, y al optimizar nuestras operaciones de fabricación.


Nuestra perspectiva

Los detergentes líquidos tienen un impacto relativo a los gases de efecto invernadero (GEI) más leve que los detergentes en polvo. Estamos impulsando el desarrollo de mercados a través de los detergentes líquidos, ya que crecemos más rápido con los detergentes líquidos aunque en el mercado existan detergentes en polvo, en barra y líquidos.

Muchos de nuestros detergentes líquidos ahora se venden de manera concentrada, lo cual reduce las emisiones de GEI. También proporcionan un gran rendimiento con respecto a la limpieza a temperaturas más bajas. Además, estamos aumentando la cantidad de lavados de dosis unitarias, lo que significa que los clientes no utilizan dosis menores o mayores.

Continuamos liderando la industria en relación con el desarrollo de detergentes en polvo de menor impacto mediante la eliminación o la reducción de fosfatos y zeolitas, que son componentes clave con un alto impacto de GEI. Actualmente, hemos logrado una reducción del 90 % en el uso de fosfatos en nuestros detergentes en polvo a nivel mundial, lo que da como resultado una reducción en las emisiones de GEI de hasta un 50 % por uso individual del consumidor.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del transporte

Para el año 2020, las emisiones de CO2 provenientes de nuestra red logística global estarán en un nivel igual o inferior a los niveles registrados en 2010, a pesar de los volúmenes significativamente más altos. Esto representará una mejora del 40 % en la eficiencia de las emisiones de CO2.

Lograremos esto mediante la reducción del kilometraje de nuestros camiones; el uso de vehículos con bajo nivel de emisiones; el uso de medios de transporte alternativos, como trenes o barcos; y la mejora de la eficiencia energética en nuestros depósitos.

Desde el año 2010, logramos una mejora del 27 % en la eficiencia de las emisiones de CO2. En el año 2016, logramos una mejora del 6,7 % en la eficiencia de las emisiones de CO2 y una disminución del 7,4 % en comparación con el año 20151.


Nuestra perspectiva

Si bien hemos logrado una mejora del 27 % en la eficiencia de las emisiones de CO2 desde el año 2010 y un progreso constante durante el año 2016, continuamos con nuestra ambición de cumplir con nuestro objetivo para el año 2020.

Seguimos construyendo sobre nuestros sólidos cimientos. A través de la innovación y del desarrollo de proyectos ascendentes de reducción de carbono, compartiremos las mejores prácticas para garantizar que generemos eficiencia en nuestra logística de transporte.

Estamos utilizando cada vez más formas de transporte alternativas a la carretera, como trenes o barcos, para el transporte de nuestra mercancía. Para los viajes que aún se realizan por carretera, estamos explorando tecnologías, por ejemplo, el gas natural licuado (GNL) como combustible alternativo, la tecnología de manta térmica para camiones con temperatura controlada y el software eFreight para satisfacer la demanda de logística, con el fin de garantizar que menos camiones hagan viajes mientras están vacíos.

1 La mejora acumulada desde el año 2010 se mide en todos nuestros 14 países principales; la mejora anual se mide en más de 50 países.

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la refrigeración

Como el mayor productor de helados del mundo, aceleraremos el lanzamiento de congeladores con refrigerantes naturales (hidrocarburos) no contaminantes. Cuando presentamos nuestro Plan en noviembre de 2010, ya habíamos adquirido 450 000 unidades con el nuevo refrigerante.



  • Adquiriremos otras 850 000 unidades para el año 2015.

En el año 2013, superamos nuestro objetivo de adquirir 850 000 congeladores no contaminantes, y alcanzamos un total de aproximadamente 1,5 millones de unidades.

En el año 2016, el total aumentó a aproximadamente 2,3 millones de congeladores que utilizan hidrocarburos.


Nuestra perspectiva

Los refrigerantes hidrocarbonados (HC) no contaminantes que utilizamos en nuestros congeladores tienen un potencial de calentamiento global insignificante en comparación con los hidrofluorocarburos (HFC) que utilizábamos anteriormente. Los congeladores también consumen un 10 % menos de energía. A fines del año 2016, adquirimos alrededor de 2,3 millones de congeladores que utilizaban refrigerantes naturales.

Continuamos implementando congeladores con HC no contaminantes y haciendo que estos consuman menos energía. En el año 2016, nuestros congeladores de menor consumo y de última generación redujeron el consumo de energía en más del 60 % en comparación con nuestro valor de referencia del año 2008. Estamos trabajando en más innovaciones para lograr otras mejoras en la eficiencia energética de los congeladores, incluida la investigación sobre el consumo de energía renovable, como la energía solar, para hacer funcionar nuestros congeladores.

Continuamos trabajando con la industria para promover congeladores más ecológicos. A través de Refrigerants, Naturally! apoyamos la prohibición de los HFC dañinos que utilizan muchos tipos de congeladores muy usados en Europa, la cual entrará en vigor en el año 2022.

Reducir el consumo de energía en nuestras oficinas

Para el año 2020, reduciremos a la mitad la energía (kWh) adquirida por ocupante para las oficinas de nuestros 21 países principales en comparación con el año 2010.

Reducción del 32 % en la energía (kWh) adquirida por ocupante desde el año 2010.


Nuestra perspectiva

Hemos establecido un objetivo desafiante para el año 2020 con el fin de reducir el consumo de energía en nuestros sitios contemplados. Para lograrlo, se requerirá mejoras en la eficiencia de los sitios locales, mayor densidad en las oficinas y un enfoque en los sitios de consumo de energía más grandes. Desde el año 2010, hemos reducido la energía adquirida por ocupante en un 32 %, que a su vez mejoró en un 27 % en el año 2015.

Entre los factores que contribuyeron a este logro se incluyen el traslado de varias oficinas a instalaciones más eficientes, la consolidación de distintas oficinas en un solo lugar, la eficacia continua de nuestra herramienta de gestión de la energía para PC, un mayor enfoque en la optimización de nuestros sistemas de gestión de edificios y el lanzamiento de la iluminación LED en varias oficinas.

Reducir el desplazamiento de los empleados

Estamos invirtiendo en instalaciones avanzadas de videoconferencias para facilitar la comunicación y reducir el desplazamiento de los empleados. En el año 2011, esta red abarcará más de 30 países.

A fines del año 2011, la red abarcó 54 países.


Nuestra perspectiva

Hemos seguido invirtiendo en la implementación de instalaciones avanzadas de videoconferencias para reducir el impacto de los desplazamientos. A fines del año 2016, implementamos instalaciones de videoconferencias en 90 países.

Nuestro sistema avanzado de videoconferencia, Video Presence, se utiliza para más de 950 reuniones por mes en las oficinas de Unilever de todo el mundo. Esto está reduciendo de manera significativa nuestra necesidad de viajar a reuniones, así como nuestras emisiones de CO2. Además, ofrece beneficios claros: ayuda a ahorrar costos y tiempo a la empresa y ayuda a reducir la cantidad de viajes que pueden ser agotadores para los empleados.

A fin de reducir aun más nuestros impactos de GEI provocados por el desplazamiento de nuestros empleados, hemos incluido mensajes sobre los beneficios de utilizar Video Presence cuando los empleados utilizan nuestro sistema de reserva de viaje para reservar sus vuelos. Esto incentiva a los empleados a viajar solo cuando es necesario.

Volver arriba