El Plan de Vida Sustentable de Unilever para

Residuos y envases

Compramos más de dos millones de toneladas de envases por año. Con el aumento de la escasez de recursos, es más urgente que nunca ser eficiente con los envases y buscar soluciones para abordar el problema de los residuos “posconsumo”.

Estamos continuamente buscando nuevas formas de reducir, reutilizar, reciclar y recuperar envases y residuos a medida que progresamos para convertirnos en una empresa libre de residuos.

El razonamiento comercial está claro. La reducción de los residuos genera eficiencia y reduce los costos. Reutilizar materiales extiende la vida de estos, lo cual ayuda a usar menos recursos preciosos de la tierra. El reciclaje nos permite reutilizar materiales valiosos que de otro modo se hubieran desperdiciado. Cuanto más reduzcamos, reutilicemos, reciclemos y recuperemos nuestros envases, mayores serán los ahorros de costos en materiales, energía, transporte y eliminación de residuos. Cuanto más podamos diseñar de forma circular, más valor podremos generar para nuestra empresa y para otros.

Nuestra estrategia

Nos comprometemos a acelerar nuestros esfuerzos para construir una “economía circular”.

recycling in brazil

¿Cuál es el propósito de los envases?

Los envases tienen muchos propósitos. Protegen los productos de la contaminación. Proporcionan información fundamental sobre cómo utilizar y eliminar los productos de forma segura. Los envases facilitan el uso de un producto o su cierre hermético después de su uso, y ayudan a conservarlo durante períodos prolongados. También ofrecen comodidad y control de porciones para satisfacer las diferentes necesidades de los clientes. En los países en desarrollo y emergentes, muchos productos como margarinas y champús se venden en envases de sachet de un solo uso a fin de que sean más accesibles y asequibles para las personas de bajos ingresos.

Sin embargo, los envases suelen terminar como residuos en vertederos o como basura. Solo el 14 % de los envases de plástico utilizados en todo el mundo terminan en plantas de reciclaje, un tercio queda en los ecosistemas frágiles y el 40 % termina en vertederos. Se estima que para el año 2050 habrá más plástico que peces en los océanos1.

También crece la preocupación en torno a los recursos que se utilizan para fabricar envases. Esta preocupación ha llevado al compromiso de algunos fabricantes líderes, incluido Unilever, de minimizar el uso de recursos y aumentar el reciclaje de envases.

El pilar de residuos y envases de nuestro Plan de Vida Sustentable de Unilever contribuye a varios de los Objetivos globales de desarrollo sustentable de las Naciones Unidas. En particular, cambiar el modelo de consumo relacionado con “tomar, hacer, desechar” a uno circular es una prioridad clave para alcanzar el Objetivo n.° 12, Consumo y producción sustentables. Otros Objetivos globales incluyen el Objetivo n.° 8, Trabajo decente y crecimiento económico; el Objetivo n.° 9, Industria, innovación e infraestructura; el Objetivo n.° 11, Ciudades y comunidades Sustentables; el Objetivo n.° 12, Producción y consumo responsables; y el Objetivo n.° 14, Vida submarina.

Al utilizar los recursos de manera más eficiente podemos reducir costos, asegurar un acceso asequible a los materiales que necesitamos a largo plazo y despertar el interés de los clientes que prefieren marcas que cuiden el uso de los recursos naturales.

1Ellen MacArthur Foundation

Una estrategia renovada

En el año 2016, revisamos nuestra estrategia de envases sustentables teniendo en cuenta las crecientes preocupaciones de los gobiernos, de las ONG y del público en general por el problema de los residuos de envases en el medioambiente. Hemos evaluado nuestros logros hasta ahora e identificamos áreas en las que podríamos mejorar aun más.

Nuestra estrategia renovada nos compromete a acelerar nuestros esfuerzos para tener una “economía circular”, que consiste en diseñar productos para que los recursos se utilicen de manera cíclica. Con este sistema, los materiales se pueden regenerar y circulan constantemente alrededor de un sistema de ciclo cerrado, en lugar de utilizarse una sola vez para luego desecharse. Esto incluye cómo manejamos y utilizamos los residuos de envases una vez que los clientes terminan de utilizarlos.

En enero de 2017, anunciamos que todos nuestros envases de plástico serán totalmente reutilizables, reciclables o para abono para el año 2025. Esto se basa en nuestros objetivos del Plan de Vida Sustentable de Unilever relacionados con reducir a la mitad los residuos asociados con la eliminación de nuestros productos para el año 2020 y con aumentar en un 25 % el contenido de plástico reciclado en nuestros envases para el año 2025.

Como parte de nuestro nuevo compromiso, nos aseguraremos de que haya ejemplos establecidos y comprobados que reflejen que es comercialmente viable que los recicladores de plásticos reciclen el material. Además, en apoyo de la organización sin fines de lucro Ellen MacArthur Foundation y de su iniciativa New Plastics Economy (La nueva economía de los plásticos), también anunciamos que publicaremos la “paleta” completa de materiales plásticos que utilizaremos en nuestros envases para el año 2020 con el fin de ayudar a crear un protocolo de plástico para la industria.

Para convertir nuestra estrategia en acciones, nuestros ingenieros de empaque tienen nuevas herramientas y guías disponibles para ayudarlos a tomar decisiones más informadas con respecto al diseño de los envases. Esto incluye una nueva capacitación en línea sobre la economía circular desarrollada con Ellen McArthur Foundation.

Nuestro compromiso

Nuestro objetivo es reducir a la mitad los residuos asociados con la eliminación de nuestros productos para el año 2020. Nuestros objetivos ambientales se expresan en función del uso del consumidor. Esto significa un solo uso, parte o porción de un producto. Hemos adoptado un enfoque de ciclo de vida teniendo en cuenta un valor de referencia del año 2010.

Progreso hasta la fecha

En el año 2016, redujimos en un 28 % nuestro impacto relativo a los residuos por uso del consumidor en comparación con nuestro valor de referencia del año 2010.

Además, hemos logrado una reducción significativa relacionada con los residuos provenientes de la fabricación. En el año 2016, logramos una reducción del 96 %† del total de residuos por tonelada de producción desde el año 2008.

Certificación independiente por parte de PwC

Desafíos futuros

Para pasar a un enfoque de economía circular, necesitaremos reflexionar fundamentalmente en la forma en que diseñamos nuestros productos y envases. Esto significa considerar cuidadosamente los sistemas en los que circulan nuestros productos.

No podemos prosperar en esto si estamos solos. Hay muchos elementos que están fuera de nuestro control, como la recolección selectiva de residuos de envases, la poca infraestructura, o directamente la falta de esta, y la inversión limitada en la industria de residuos. Continuaremos trabajando con otras empresas, y solicitaremos a los gobiernos que implementen políticas y marcos que faciliten este cambio fundamental.

Cambio transformador: descubra cómo estamos impulsando el cambio transformador al eliminar la deforestación, al defender el papel de la mujer, al apoyar la agricultura sustentable y a los pequeños agricultores, y al mejorar el acceso al agua potable, a la salubridad y a la higiene.


Ampliar para leer más sobre los residuos y envases

Objetivos y desempeño

Tenemos un compromiso ambicioso de reducir a la mitad los residuos asociados con la eliminación de nuestros productos.


Residuos y envases
Nuestro compromiso

Reducir a la mitad los residuos asociados con la eliminación de nuestros productos para el año 2020.1

Nuestro desempeño

En el año 2016, nuestro impacto relativo a los residuos se redujo en un 28 % desde el año 2010.

Nuestra perspectiva

Estamos más que a mitad de camino hacia el cumplimiento de nuestro compromiso para el año 2020 de reducir los residuos asociados con la eliminación de nuestros productos. Nuestro impacto total por uso del consumidor se ha reducido en un 28 % desde el año 20102, ya que hemos diseñado paquetes que requieren menos materiales y han aumentado las tasas de reciclaje.

Estamos logrando grandes progresos con nuestro compromiso en áreas en las que tenemos control directo, como en el diseño de nuestros productos y en la reducción de residuos en nuestras propias operaciones. Por ejemplo, hemos utilizado tecnología de inyección estampada para reducir el plástico en muchos de nuestros recipientes y recientemente lanzamos botellas negras de TRESemmé en Norteamérica con un 25 % de contenido reciclado.

También continuamos probando e implementando nuevas tecnologías y técnicas de vanguardia para fabricar envases más livianos. Por ejemplo, la comercialización de la tecnología de moldeado MuCell™ nos ha permitido reducir el componente plástico de las botellas hasta en un 15 % en comparación con las botellas anteriores.

En el año 2016, revisamos nuestra estrategia de residuos de envases y nos comprometimos a incluir más plástico reciclado en nuestros envases. Además, en el año 2017, nos comprometimos a asegurar que todos nuestros envases de plástico estén diseñados para ser totalmente reutilizables, reciclables o para abono, para el año 2025.

Si bien las mejoras de infraestructura en el reciclaje y la recuperación también han contribuido a nuestro desempeño, vemos que el desafío de los residuos posconsumo se trata de incentivar a que los clientes reciclen y de tener la infraestructura adecuada para garantizar que los materiales puedan recuperarse y reutilizarse. Para ello, trabajamos en asociación con otras partes, incluso a través de iniciativas de colaboración de la industria, a fin de promover la infraestructura de reciclado y recuperación, en especial para los materiales que son más complejos de reciclar, como los envases de sachet en los países en desarrollo.

1 Nuestros objetivos ambientales se expresan en función de un valor de referencia del año 2010 y por uso del consumidor. Esto significa un solo uso, parte o porción de un producto.

2 El valor de referencia del año 2010 se reajustó con una reducción de 0,4 g por uso del consumidor en relación con los residuos. Como se refleja en nuestros resultados del año 2015, la cantidad de residuos de 2015 que se reajustó habría reflejado una reducción del 26 % en lugar del 29 % por uso del consumidor en comparación con el valor de referencia del año 2010. Por lo tanto, el desempeño que logramos en el año 2016 con respecto a la reducción del 28 % por uso del consumidor refleja una mejora en comparación con nuestro desempeño en el año 2015.

Certificación independiente por parte de PwC.


  • Achieved 3

  • On-Plan 7

  • Off-Plan 0

  • %

    Of target achieved 3

Key
  • Achieved

    Achieved -

  • On-Plan

    On Plan -

  • Off-Plan

    Off Plan -

  • %

    Of target achieved

    Of target Achieved -

Nuestros objetivos

Consulte la Certificación independiente para obtener más información sobre nuestro programa de certificación en todo el Plan de Vida Sustentable de Unilever.

Reducir residuos provenientes de la fabricación

  • Para el año 2020, el total de residuos enviado para eliminación será igual o inferior a los niveles registrados en el año 2008, a pesar de los volúmenes de producción significativamente mayores.

Esto representa una reducción de aproximadamente un 40 % por tonelada de producción.

En comparación con un valor de referencia del año 1995, esto representa una reducción del 80 % por tonelada de producción y una reducción absoluta del 70 %.

En el año 2012, logramos nuestro objetivo con 76 000 toneladas menos de residuos que en el año 2008, una reducción del 51 % por tonelada de producción.

En el año 2016, eliminamos 143 903 toneladas menos de residuos que en el año 2008, una reducción del 96 % por tonelada de producción.

En comparación con el año 1995, esto representa una reducción del 99 % en términos absolutos.


  • Para el año 2015, todas las fábricas lograrán no destinar ningún residuo no peligroso a los vertederos.

A fines del año 2014, logramos no destinar ningún residuo no peligroso a los vertederos en toda nuestra red global de fábricas. En el año 2016, destinamos a los vertederos el 0,18 % de los residuos no peligroso generados durante el año, proveniente de cinco de nuestras fábricas. A fines del año 2016, se corrigieron todos los incidentes en estos sitios individuales.*


  • Todas las fábricas nuevas tendrán como objetivo generar menos de la mitad de residuos en comparación con nuestro valor de referencia del año 2008.

Las nuevas fábricas en Turquía, Filipinas y Ucrania comenzaron la producción en el año 2016. Cuando estén en total funcionamiento, cada una tendrá como objetivo generar menos de la mitad de residuos en comparación con nuestro valor de referencia del año 2008.


Nuestra perspectiva

Logramos nuestro objetivo de no destinar ningún residuo no peligroso a los vertederos un año antes, a fines del año 2014. Creemos que esta es la primera vez que una empresa de nuestra magnitud en nuestra industria logra un objetivo así. Nuestro enfoque desde entonces ha sido mantener el objetivo de no destinar ningún residuo no peligroso a los vertederos, y sabemos que esto se trata de un proceso continuo, no de lograrlo por un momento determinado.

En el año 2016, cinco sitios destinaron una pequeña cantidad de residuos no peligrosos a los vertederos. Nos tomamos las fallas muy en serio. Por eso, a fines del año 2016 se corrigieron todos los incidentes en estos sitios individuales. Estamos seguros de que nuestros logros generales siguen siendo líderes en la industria y hemos implementado procedimientos sólidos para destacar cualquier problema a fin de que se puedan adoptar medidas correctivas rápidamente.

Al replicar nuestro modelo de cero residuos en otras partes de nuestra empresa, casi 400 sitios adicionales que no son fábricas también han eliminado los residuos no peligrosos en vertederos.

Certificación independiente por parte de PwC.

* Nuestro objetivo es mantener nuestro logro de no destinar ningún residuo no peligroso a los vertederos en todas nuestras fábricas del mundo. Sin embargo, se pueden producir incidentes y destinar por error una pequeña cantidad de residuos no peligrosos a un vertedero. Consideramos que el objetivo de no destinar ningún residuo no peligroso a los vertederos se mantiene cuando se destina menos del 0,5 % de los residuos no peligrosos a vertederos en un período de 12 meses.

Tener envases de plástico reutilizables, reciclables o para abono

Para el año 2025, todos nuestros envases de plástico estarán diseñados para ser totalmente reutilizables, reciclables o para abono.

Nuevo objetivo de 2017

Informaremos sobre este objetivo en nuestro Informe de vida sustentable de 2017.


Nuestra perspectiva

Tratar los envases de plástico como un recurso valioso es una prioridad clave para acelerar nuestros esfuerzos y así construir una economía circular.

En enero de 2017, anunciamos que todos nuestros envases de plástico estarán diseñados para ser totalmente reutilizables, reciclables o para abono para el año 2025. Como parte de este nuevo objetivo, nos aseguraremos de que reutilizar o reciclar los envases de plástico sea algo técnicamente posible y comercialmente viable. También nos hemos comprometido a invertir en demostrar, y luego compartir con la industria, una solución técnica para reciclar envases de sachet con varias capas, especialmente para las zonas costeras que corren mayor riesgo de que los plásticos terminen en los océanos.

En apoyo de la organización sin fines de lucro Ellen MacArthur Foundation y de su iniciativa New Plastics Economy (La nueva economía de los plásticos), también anunciamos que publicaremos la “paleta” completa de materiales plásticos que utilizaremos en nuestros envases para el año 2020 con el fin de ayudar a crear un protocolo de plástico para la industria.

Reducir envases

Para el año 2020, reduciremos la cantidad de envases que utilizamos en un tercio mediante lo siguiente:

  • el uso de materiales livianos;
  • la optimización del diseño estructural y material;
  • el desarrollo de versiones concentradas de nuestros productos; y
  • la eliminación de envases innecesarios.

En el año 2016, la cantidad por uso del consumidor ha disminuido en un 15 % en comparación con el año 2010.


Nuestra perspectiva

Nuestros resultados demuestran que los esfuerzos que hicimos durante los últimos años para reducir los envases a través de innovaciones y mediante el uso de materiales livianos y el cambio de materiales ahora son notables. Los resultados también se ven influenciados por el efecto de las adquisiciones y la eliminación de residuos.

La comercialización de la tecnología de moldeado MuCell™ nos ha permitido reducir el componente plástico en botellas hasta en un 15 % en comparación con las botellas anteriores. Estimamos que esto traerá reducciones significativas en la cantidad de plásticos que utilicemos una vez que se apliquen a otros productos. Otros ejemplos de iniciativas de reducción incluyen el uso de la tecnología de inyección estampada en muchos de nuestros recipientes, la conversión de botellas a bolsas de repuesto flexibles, y el uso inteligente de la estrategia de diseño y de la tecnología que nos permite reducir las capas dentro de muchos de nuestros envases de sachet.

Reciclar envases

  • Al trabajar en asociación con la industria, los gobiernos y las ONG, nuestro objetivo es aumentar las tasas de reciclaje y recuperación en un 5 % para el año 2015 y en un 15 % para el año 2020 en nuestros 14 países principales. Para algunos, esto significa duplicar o incluso triplicar las tasas de reciclaje. Facilitaremos la tarea de los clientes de reciclar los envases mediante el uso de materiales que mejor se adapten a las instalaciones de tratamiento al final de la vida útil que estén disponibles en sus países.

En el año 2016, logramos un aumento del 7 % en las tasas de reciclaje y recuperación, por encima del promedio del índice promedio de reciclaje y recuperación Recycling and Recovery Index (RRI) para el año 2010 en todos nuestros 14 países principales.


  • Para el año 2025, aumentaremos en un 25 % el contenido de material plástico reciclado en nuestros envases. Esto actuará como catalizador para aumentar las tasas de reciclaje.

En el año 2016, incorporamos alrededor de 3830 toneladas de material reciclado posconsumo en nuestros envases de plástico rígido.


Nuestra perspectiva

Reciclar y recuperar es un objetivo desafiante, ya que dependemos de la política pública, de la infraestructura y de la participación de los clientes. Sin embargo, hemos notado una mejora en nuestra tasa de reciclaje. El volumen de materiales reciclados o recuperados aumentó en un 7 % durante el período de 2015 a 2016 en comparación con nuestro valor de referencia del año 2010.

En el año 2016, notamos una disminución en el volumen de materiales reciclados posconsumo incorporados en nuestros envases de plástico rígido, en parte debido al mayor uso de cartón en lugar de plástico en el envasado de productos, así como debido a la supresión de productos de la lista.

La disponibilidad de contenido reciclado a un nivel de calidad aceptable sigue siendo un desafío clave para nosotros en muchos de nuestros mercados alrededor del mundo. Por lo tanto, hemos comenzado iniciativas de colaboración centradas en la producción de materiales reciclados de calidad que estamos probando en muchos de nuestros tipos de envasado. Por ejemplo, recientemente lanzamos botellas negras de TRESemmé en Norteamérica con un 25 % de contenido reciclado.

Reciclar los envases de sachet

Nuestro objetivo es desarrollar e implementar un modelo empresarial sustentable para manejar nuestros flujos de residuos de envases de sachet para el año 2015.

66

Continuamos investigando el potencial de las nuevas tecnologías en los mercados desarrollados y en desarrollo. Si bien el progreso ha sido más lento de lo que inicialmente se anticipó, sentimos que estamos a dos tercios del camino y que tendremos una solución viable en el futuro cercano.


Nuestra perspectiva

Nuestro objetivo es desarrollar un sistema de ciclo cerrado para los residuos de envases de sachet. Esto nos permitirá continuar ofreciendo el precio y la comodidad de los envases de sachet a los clientes de bajos ingresos y, a su vez, abordar los problemas ambientales relacionados con su uso. Estos problemas incluyen la basura y la capacidad de reciclaje.

En India, hemos demostrado que la tecnología de pirólisis puede utilizarse para recuperar energía de los envases de sachet con varias capas, lo que hace que los residuos de los envases de sachet sean un combustible industrial. Sin embargo, como la pirólisis aún no es una tecnología establecida y tiene varias limitaciones, nuestro progreso ha sido más lento de lo que anticipábamos. Una limitación son los costos asociados con la recolección y el procesamiento de los envases de sachet en comparación con el valor obtenido por el producto final.

En el año 2016, comenzamos la construcción de una planta piloto en Indonesia para establecer la viabilidad comercial de una tecnología como tal. Con esto, estamos a dos tercios del camino para lograr nuestro objetivo.

Eliminar el policloruro de vinilo (PVC)

Para el año 2012, eliminaremos el policloruro de vinilo (PVC) de todos los envases, siempre que existan soluciones técnicas.

99

A fines del 2012, logramos eliminar un 99 % de envases con PVC de nuestra cartera.


Nuestra perspectiva

Hemos logrado muy buenos progresos en la eliminación del PVC de nuestros envases, incluso en relación con las adquisiciones que hemos realizado en los últimos años.

Disponemos de un sistema sólido para garantizar que el PVC que ingrese en el negocio a través de adquisiciones sea tratado rápidamente. Además, cuando no hay opciones de reemplazo viables, como el PVC que se utiliza en los cierres de las tapas de metal, estamos trabajando con los proveedores para desarrollar una tecnología adecuada para reemplazar estos materiales. Las soluciones de reemplazo pueden tardar muchos años en desarrollarse, ya que necesitan satisfacer los requisitos funcionales relativos a la fabricación, al llenado y al uso del consumidor.

Reducir los residuos de material de oficina

  • En nuestros 21 países principales, se reutilizará, reciclará o recuperará al menos el 90 % de nuestros residuos de material de oficina para el año 2015, y no destinaremos ningún residuo a los vertederos para el año 2017.

En el año 2016, logramos reutilizar, reciclar o recuperar más del 99 % de nuestros residuos de material de oficina y no destinamos ningún residuo a los vertederos en nuestros 21 países principales.


  • Para el año 2015, reduciremos el uso del papel por persona en un 30 % en nuestros 21 países principales.

Logramos nuestro objetivo en el año 2013, ya que redujimos el uso del papel por persona un 37 % menos que en el año 2010. En el año 2016, logramos una reducción del 62 % en comparación con nuestro valor de referencia del año 2010.


  • Para el año 2015, eliminaremos el papel utilizado para la facturación, los recibos de bienes, los procesos de orden de compra, la generación de informes financieros y el procesamiento de gastos de los empleados, siempre que sea posible desde el punto de vista legal y técnico.
73

Para el año 2015, el 73 % de nuestros procesos contemplados de Servicios de Negocios y Finanzas se completó de manera electrónica.


Nuestra perspectiva

A fines del año 2016 habíamos logrado progresos significativos con respecto a nuestro objetivo de no destinar ningún residuo a los vertederos en nuestros sitios contemplados dentro de nuestros 21 países principales. Los sitios han reutilizado, reciclado o recuperado más del 99 % de nuestros residuos de material de oficina. Hemos extendido nuestros esfuerzos de reducción de residuos más allá de nuestros 21 países principales y ahora otros 33 sitios no destinan ningún residuo a los vertederos.

El uso de papel por ocupante ahora es un 62 % menor que nuestro valor de referencia del año 2010 en nuestros 21 países principales, y seguiremos impulsando un consumo más bajo.

Si bien el 73 % de nuestras transacciones contempladas (sin incluir la generación de informes financieros y el procesamiento de gastos de los empleados) se completaron de manera electrónica en el año 2015, el progreso posterior ha sido un desafío. Algunos países todavía no permiten la facturación electrónica y hemos comprobado que algunos proveedores aún tienen renuencia a aceptar la facturación electrónica. A pesar de estos desafíos, seguimos comprometidos a eliminar el papel en nuestros procesos de servicios financieros y comerciales.

Volver arriba